A tomar el aire

vientoEsta mañana me he ido a tomar el aire. La verdad es que ha sido un paseo más bien corto. Han sido unos setenta km. Ha hecho bastante sol tras la tormentosa y relampagueante noche que nos ha tocado por estos pagos. Lo cierto es que ha hecho mucho sol y no demasiado fresco.

Ya tenía ganas de tranquilear por ahí, así que me he encuerado debidamente y me he largado. Me habían avisado del protagonista del día, que iba a ser el viento. Según eltiempo.es habría rachas de unos 25 km/h. -Bueno, he pensado, voy a ver cómo es esto del aire.

He salido a la carretera según el mapa adjunto. En el tramo 1 no he visto mayor problema. Se ve que es un trazado orientado en determinado sentido, y puede ser que coincidiera con la linealidad del aire que soplaba. No estoy seguro. Lo cierto es que no te tenido mayor problema. Las cuentas que me salen son las siguientes: la moto pesa 225 kg y yo peso 85, lo que da un total de 310 kg. Bien, pues con este peso, y con el aire que ha hecho hoy, si no pasas de 70 km/h, no hay mayor dificultad en la conducción. He probado a otras velocidades, claro, y claro que ha habido problemas. Quiero decir que podría haber habido problemas, pero no los ha habido. El aire te puede enviar a la cuneta o al carril contrario. Puede que en una curva te haga contramanillear más de la cuenta. Puede hacer que el casco se suba solo de pronto, puede hacer que vayas trescientos metro seguidos en una recta con la moto “no a noventa grados” sobre la vertical de la calzada.

En el tramo anaranjado, el segundo, los problemas han sido diferentes. Al cambiar la dirección general de la marcha el aire se manifestaba de forma distinta. Al abrigo de las lomas no había nada de viento, que aparecía de pronto al salir de ellas. Por lo que he tenido que circular más despacio.

El tercer tramo no ha estado mal. Ha sido el momento de mayor vigilancia pues era relativamente fácil acabar en la cuneta o en el carril contrario.

A mí me parece que la moto es algo peligroso, como son peligrosos los coches, los aviones, los cuchillos muy afilados, el fuego, los políticos o el alcohol. Pero también creo que por encima del peligro tiene que situarse el motorista, y ser consciente de la situación que atraviesa en cada momento. Hay que saber manejar un cuchillo para cortar el jamón, hay que saber manejar el fuego para encender la chimenea, hay que saber conducir un coche y saber qué poquito puedo beber en cada momento. Y también hay que aprender a manejar los peligros y amenazas que un motero puede encontrar por aquellas carreteras de Dios. Claro que sí. Si no lo aprendemos, nos iremos a tomar viento!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s