Soulo para tu alma

En una mañana gélida, la Harley-Davidson es solo para tu alma. No necesitas a nadie para congelarte a cero grados por la Campiña. Te bastas, te sobras para coger el dolor de las piernas provocado por el frío y ponerlo ante la vida y querer parar en una rotonda para volver a ser tú.

Para rodar en una Harley necesitas tener el alma adecuada. No vale con cualquier sentimiento. No funciona con cualquier inspiración. Necesitas tener un alma educada de forma adecuada. Pásate por Soul. Pásate por la souledad.

La soledad acaba por encontrarte rodando al incompetente sol del invierno peninsular. La soledad acaba por capturarte en un viaje infinito al sur de la vida. La soledad acaba por enamorarse de ti. Y ahí es cuando se pone en marcha esa parte del alma, del soul de Disney que aprende antes de ejercer, que se deja educar para la vida, que tiene que resistir el abandono y el olvido de aquella vida que se muere ante tus narices y ve en la oportunidad un rescoldo del que ha de surgir una nueva hoguera.

Para rodar en una Harley necesitas tener el alma adecuada. Necesitas volver a tu ser. Tienes que ser consciente de lo que tienes bajo el culo, de lo que agarras con las manos, de lo que tienes en el pie izquierdo y de lo que tienes en el pie derecho, porque la capitana de tu vida confía en que harás lo correcto en esa curva, en ese trozo de hielo, en esa umbría traicionera, en ese paso de peatones, en esa mañana de Navidad y en ese horizonte que sigue jugando contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: