Las comparaciones… ¿son odiosas?

Las comparaciones son odiosas… o no. No lo sé. Lo que sí que sé es cómo es una Harley-Davidson y cómo es una BMW. Al menos, lo estoy aprendiendo. Y en ese aprender, en ese cambio intencionado, en esa decisión que me pone en otro sitio o, mejor dicho, que me consolida en el sitio... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: