Ochentamente

IMG_9127
Embalse de Alcorlo

A las once se estaba bien. A las once he salido hacia el embalse de Alcorlo. Mira que hay embalses en la provincia de Guadalajara. Pues le ha tocado al de Alcorlo.

Hoy, miércoles, había muy poca gente en la carretera. He ido prácticamente solo tanto a la ida como a la vuelta. La carretera estaba solo para mí. A ochenta, no más y sí menos. A ochenta. Ochenteando. Tranquileando entre las dos cunetas. Con el bop bop bop de la Iron. El aire contra el LS2 Valiant, puesto en modo jet. Una delicia. Y comunicado, que ya he instalado el intercomunicador del viejo casco MT, que ya ha cumplido con su cometido. La moto, por cierto, funciona estupendamente. Hoy no he exigido nada y a la Cabezota, que debe ser como yo, no le gusta que le anden con exigencias.

He tomado la carretera CM-1001, una bonita carretera de segundo orden que va desde El Cubillo de Uceda hasta Atienza pasando por Cogolludo. Pensaba que en Cogolludo había una gasolinera, estaba convencido, pero o me he equivocado o no he sabido encontrarla. Quizá ha sido la vista de la fachada del palacio Ducal que me ha cegado.

El cielo estaba muy azul, no como ayer que se tiñó de gris por culpa de la calima. Muy azul. Todavía tengo que llevar gafas de sol o, en su defecto, el visor. Aun me molesta recibir mucha luz durante mucho tiempo por lo que no puedo renunciar a llevar la vista más que protegida. Tanto las gafas como el visor aportan un contraste muy notable. Ese contraste me viene muy bien para el ojo malo, que antes era el ojo bueno, ya que, ahora, el ojo bueno es el que antes era el ojo malo. De alguna manera se iguala la visión unos grados, y eso hace que vaya muy descansado. Pero también es cierto que por cualquiera de los parajes que he rodado hoy no le hacen falta absolutamente nada, y mucho menos contraste cromático, porque estos paisajes de hoy eran preciosos. Qué manera de combinar colores y olores y aires y frescores y calores. Solo un Artista sería capaz de diseñar algo así. Y como tengo algunas capacidades intactas, me impresiono cada vez, me asombro de nuevo, me deslumbro y me deshago en elogios ante tamaña creación.

El embalse de Alcorlo está en el cauce del río Bornova. Se utiliza para el riego y para abastecer a los pueblos de Mancomunidad del mismo nombre. Es afluente del río Henares y su recorrido es muy de norte a sur. Bajo sus aguas quedó hundido el pueblo de Alcorlo. Por cierto, tengo pendiente tontear con el Bornova un día de estos.

He subido hasta Congostrina, que es el pueblo que está un poquito más arriba. He parado por curiosidad y ha resultado ser otro pueblo vaciado, aunque tiene unas vistas espectaculares al valle.

Y ya está, eso ha sido todo. O sea, nada. Pensará el lector que este es otro escrito de esos que no dicen casi nada, y no le faltará razón. Una mañana perdida, una mañana perdida conscientemente, gustosamente, ochentamente.

IMG_9130
Cauce del Río Bornova
IMG_9134
Vista desde Congostrina

2 comentarios sobre “Ochentamente

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: