La mejor defensa

Tañe la moto por las carreteras del campo. Tañe por las calles de los pueblos y los cristales le siguen el son. Tañen las campanas de las doce al ritmo acelerado de los que acuden al tributo dominical. Tañe el corazón al fresco del invierno y al verde de la vida que surge por entre... Leer más →

Su piedra de la locura

Era El Bosco. Era El Bosco el pintor que inmortalizó la práctica quirúrgica médica que se realizaba durante la Edad Media que consistía en la extirpación de una piedra que causaba la necedad del hombre. Se creía que los locos tenían una piedra en la cabeza. Lo digo porque hoy he visto unos cuantos moteros con una... Leer más →

El asunto de la libertad

Ha debido ser cosa de mi albedrío lo de sacar la moto y matar la idea de ir a El Atazar. Se me ha puesto que no. Se me han figurado sendas congeladas cerca del Pontón de la Oliva y he dicho que no. La mañana estaba muy fría. En mi terraza, el termómetro roto... Leer más →

De nadas como ésta se construye mi vida

No era un saludo, era que me estaba avisando. Hacía así con la mano como advirtiendo de que moderase la marcha, que ya era muy moderada, ante algo que había tras esa curva. Uno de los seis moteros de ese grupo heterogéneo no me saludaba como los demás sino que me estaba diciendo algo. El... Leer más →

Somos gente normal hasta que llega el domingo

Días de ajetreo son los del fin de año. Fin de año, fin de mes y fin de ciclo. Dejamos lo viejo atrás y abrazamos lo nuevo con incertidumbre, con ilusión, con miedo y con ganas de construir vida nueva. Tantas cosas hay que hacer que no le llega a uno la hora al reloj... Leer más →

¿Quieres vivir cien años?

Ponerle consciencia al asunto de ir en moto es esencial. Y ponerle conciencia, también. Tomar decisiones permanentemente mantiene la mente afilada y perfila la ruta y el destino de manera intencionada, buscando ese café y ese pincho de tortilla que está en algún lugar. Ir en moto es parecido a ir por la vida. Pero... Leer más →

El privilegio de sentir

De pronto te acuerdas de que tienes una moto. Tienes una Harley-Davidson. No importa que sea de las pequeñas, no importa que solo tenga ochocientos ochenta y tres centímetros cúbicos. Y durante el día sientes que vas rumiando la idea de darte un paseo para poner distancia entre lo que haces y lo que eres, entre lo... Leer más →

Cambiar de ruta

La Cabezota al sol.  Hacer algo distinto. Ir por donde siempre o cambiar de ruta para variar. Hay quien dice que cambiar es bueno. Que ir siempre por el mismo lugar hace que la carretera te aliene y dejes de sentir. Pero yo no creo eso porque soy usuario de la pasión. Cuando tienes pasión... Leer más →

Sol no es una nota, es una clave

La Montón, la Cabezota y la Caprichosa Cambiar de moto es renovarse. Es dejar lo viejo, lo conocido, lo sabido, y adentrarse en un nuevo mundo. Un nuevo lenguaje, unos nuevos mandos, otra potencia y otros neumáticos que te ponen en contacto con la nueva realidad que vas a vivir. Y eso, mola. Otra marca,... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: