Gracias a Dios

El recuerdo de lo que ha pasado hoy no lo he almacenado correctamente, no sé ponerlo en su sitio. Según intento correr tras el pensamiento de lo que ha pasado, parece que se aleja más. Es como un sueño que intentas recordar pero él corre más que tu memoria y finalmente se va y se... Leer más →

Es hora de algo nuevo

El post de hoy, amigo lector, supone para mí meterme en un berenjenal, pero no quiero dejar pasar la oportunidad de escribir sobre el asunto. Siempre me ha gustado conocer sitios. Hace años que tengo una caja metálica llena de mapas, porque cada vez que iba a un lugar, soñaba primero con él, compraba mapas,... Leer más →

Me gusta cómo no anda mi moto

Me gusta cómo no anda mi moto, que ya hay gente que corre mucho. Me gusta cómo no anda mi moto, que para motos de colores hay carreteras a porrillo. Me gusta cómo no anda mi moto, que ya habrá tiempo de pasarse al lado marrón. Me gusta cómo no anda mi moto cuando descubro... Leer más →

Sin ninguna gana de salir he salido

Sin ninguna gana de salir he salido. El día lo daban de lluvia y yo lo daba por perdido, que quería haber ido a la parcela a nadear. -Que no voy, fue el último pensamiento verbeado mientras cogía, soltaba y volvía a coger el abrigo. Y me he ido sin ninguna ganita. ¿A dónde? -Por... Leer más →

La frente muy alta

Hoy he cogido a la Cabezota por los cuernos y me la he llevado a la parcela. La mañana estaba fresca y el asfalto mojado porque ayer por la noche se rompió el cielo del centro peninsular dando lecciones de cómo sonar y de cómo lucir. Fresca, húmeda y soleada se presentaba la mañana. A... Leer más →

Poca gente se mata en moto

Definitivamente, poca gente se mata en moto. Hay que estar a este lado de la raya de la carretera. Hay que estar a este lado de la raya de la ley. Hay que estar a este lado de la raya del sentido común. Ese es el sitio. Todo lo demás que no son estas tres... Leer más →

Inteligencia y voluntad

Inteligencia y voluntad. Inteligencia propia ante inteligencia ajena, ante voluntad propia y ante voluntad ajena. O voluntad propia ante voluntad ajena, o ante inteligencia propia o ajena. Dos términos que se me han cruzado por entre los ojos mientras rodaba por los bordes mal recortados de la Nacional II, esos bordes rasgados que no se... Leer más →

Una ruta de tres pares de cojones

Supongo que cada uno tenemos medidas nuestras fuerzas, nuestras capacidades, nuestras habilidades, o estamos en proceso de ello. Supongo que somos conscientes de nuestras competencias (recuerdo eso de ser conscientemente competente, conscientemente incompetente, inconscientemente competente y, por último, inconscientemente incompetente). Sabes que sabes o sabes que no sabes, o no sabes que sabes o no... Leer más →

¿A quién le interesa la verdad?

La verdad está en el campo. La verdad aparece cuando estás solo. La verdad te asalta cuando te preguntas “qué coño hago aquí”, cuando no tienes más remedio que asombrarte ante lo que ves. Ahí es donde te interesas realmente por la verdad. Y, cuando te lo has preguntado, comienzas a sentirte pequeño porque la... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: