Tenía que ser él

Otro día de primavera en pleno invierno. Otro día de tranquilear por ahí. Vas por la vida confiando en las cosas. Vamos por la vida confiando en el contrato que firmamos -que nos firmaron al nacer- en virtud del que no nos pegamos, vamos vestidos, pagamos impuestos y circulamos por la derecha. El punto de inicio... Leer más →

La vez número 189

Se llama Harley-Davidson Locking Gas Cap. El kit number es 62803-97A, 62804-97A, 62805-97, 62806-97. Es el tapón del depósito de gasolina que me regalaron en Makinostra cuando compré la Iron 883 de 2016. Viene preciosamente presentado en una bonita caja de color tabaco y de cartón duro. El tapón original, el que venía puesto en... Leer más →

Flambear, flamear o flanear

Un hombre en el suelo. Un hombre en la cuneta de la N-320 rodeado de ambulancia y Guardia Civil. Nadie más, no hay nadie más implicado. La recta es muy recta y el sol está hecho un mozalbete, que ya ha calentado sobradamente el pavimento a eso de las once de la mañana. Una moto... Leer más →

La mejor defensa

Tañe la moto por las carreteras del campo. Tañe por las calles de los pueblos y los cristales le siguen el son. Tañen las campanas de las doce al ritmo acelerado de los que acuden al tributo dominical. Tañe el corazón al fresco del invierno y al verde de la vida que surge por entre... Leer más →

Su piedra de la locura

Era El Bosco. Era El Bosco el pintor que inmortalizó la práctica quirúrgica médica que se realizaba durante la Edad Media que consistía en la extirpación de una piedra que causaba la necedad del hombre. Se creía que los locos tenían una piedra en la cabeza. Lo digo porque hoy he visto unos cuantos moteros con una... Leer más →

El asunto de la libertad

Ha debido ser cosa de mi albedrío lo de sacar la moto y matar la idea de ir a El Atazar. Se me ha puesto que no. Se me han figurado sendas congeladas cerca del Pontón de la Oliva y he dicho que no. La mañana estaba muy fría. En mi terraza, el termómetro roto... Leer más →

De nadas como ésta se construye mi vida

No era un saludo, era que me estaba avisando. Hacía así con la mano como advirtiendo de que moderase la marcha, que ya era muy moderada, ante algo que había tras esa curva. Uno de los seis moteros de ese grupo heterogéneo no me saludaba como los demás sino que me estaba diciendo algo. El... Leer más →

Somos gente normal hasta que llega el domingo

Días de ajetreo son los del fin de año. Fin de año, fin de mes y fin de ciclo. Dejamos lo viejo atrás y abrazamos lo nuevo con incertidumbre, con ilusión, con miedo y con ganas de construir vida nueva. Tantas cosas hay que hacer que no le llega a uno la hora al reloj... Leer más →

¿Quieres vivir cien años?

Ponerle consciencia al asunto de ir en moto es esencial. Y ponerle conciencia, también. Tomar decisiones permanentemente mantiene la mente afilada y perfila la ruta y el destino de manera intencionada, buscando ese café y ese pincho de tortilla que está en algún lugar. Ir en moto es parecido a ir por la vida. Pero... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: