img_6618Recientemente he comprado una cazadora de cuero Harley-Davidson Endurance por aproximadamente la mitad de su valor nominal. La he comprado en un sitio oficial, una tienda física de Madrid. La cazadora es nueva y, para mi gusto, es muy bonita.

Pero dejando la estética -la importante estética- quería centrarme en otra cosa. Yo, hasta ahora, he utilizado una cazadora de cordura, textil, de marca Onbrain. Una cazadora caliente en invierno a la que si le quitas el forro puede valer para entretiempo, aunque no para verano. Con la cazadora puesta casi no se podía mover los brazos y el cuello apretaba bastante si lo llevabas bien subido. El final de las mangas es tan ancho que hay problemas para meterlas dentro de los guantes. En fin, una cazadora incómoda.

La nueva cazadora sustituye a la anterior. Y ocurre que con la nueva, cuando voy a cierta velocidad, no noto ninguna resistencia al viento. Así como con la cazadora anterior, a partir de 100km/h, notaba cómo el cuerpo se echa para atrás y hay que agarrar con mucha firmeza los puños, ahora, con la Endurance, es como si el aire resbalase sobre la superficie lisa del cuero. A mi me ha resultado increíble, pero debe ser así. Claro, nunca había llevado una chupa de cuero en la moto.

Por lo que se me ocurre destacar dos cosas: la sola eficacia térmica de la cazadora Onbrain, de cordura, incómoda y áspera hasta decir basta, y la suavidad y amorosidad de la Endurance que, acompañada de unos nuevos guantes, también de piel, hacen un conjunto realmente cómodo para mi Street XG750. Ahora voy realmente a gusto.

img_6609